“Cubrimos todos los procesos relacionados con el vestuario laboral”

 

Javier Bru

Gerente de Logralimp

 

Fundada en el año 2002 por Pedro Martínez Martínez su administrador, Logralimp es una empresa de lavandería industrial especializada en servicios a empresas del sector alimentario, con presencia mayoritaria en sector cárnico. Eficacia y calidad son los parámetros sobre los que sustenta su trabajo.

¿Qué ventajas aporta Logralimp a sus clientes?

Logralimp oferta a las empresas la posibilidad de externalizar el servicio de lavado y mantenimiento de la ropa laboral de sus trabajadores. Con ello consiguen una doble ventaja: por una parte una mejora social a sus empleados, evitándoles la molestia que supone llevarse la ropa a casa para lavarla y, en segundo lugar, alcanzan las garantías necesarias para la consecución de determinadas certificaciones de calidad y sanitarias, como BRC, IFS, entre otras.

 

Sobre esa base, ¿Han ido completando su oferta para ofrecer al cliente un servicio integral en este campo?

La evolución del mercado y las necesidades de los clientes han hecho necesaria una evolución en los procesos y la ampliación de nuevas ofertas y líneas de negocio que, relacionadas con la actividad principal, permitieran completar una oferta más acertada para cada cliente. En este sentido, en Logralimp tenemos establecidos acuerdos de colaboración con dos fabricantes de ropa nacionales, con el objeto de poder ofertar a nuestros clientes un servicio global que, bajo la fórmula de renting, les permita despreocuparse de todo lo concerniente al vestuario de sus empleados: equipamiento, limpieza y mantenimiento.

¿La filosofía de Logralimp se basa en la proximidad a sus clientes?

Totalmente. En la proximidad a los clientes, en la colaboración estrecha con ellos y en la voluntad de adaptar los productos y procesos a sus necesidades reales. Posiblemente en esa filosofía radica nuestro principal sello diferencial con respecto a nuestros competidores. Es por ello que desde sus inicios, Logralimp contempló la necesidad de extender su presencia por todo el territorio nacional, con la finalidad de estar más cerca de sus clientes, algunos de ellos multinacionales con instalaciones en diferentes Comunidades Autónomas. Actualmente Logralimp cuenta con delegaciones en Valencia, Galicia, Madrid, Sevilla y La Rioja.

 

¿La tecnología es clave en su actividad para ofrecer una buena calidad de servicio y mejorar los procesos?

Logralimp ha ido adaptándose a las nuevas tecnologías e incorporando nueva maquinaria y nuevos sistemas de trabajo, tanto por eficiencia energética como para optimizar los procesos. Para ello se han instalado lavadoras más eficientes, programas informáticos y sistemas de identificación (por código de barras o chips electrónicos, de tal manera que  podemos facilitar al cliente un historial del movimiento y utilización de cada prenda) y clasificación, y, muy recientemente, una planta de ósmosis para mejorar la calidad del agua, lo que permite alargar la vida útil de las prendas y ser más respetuosos con el medio ambiente.

Logralimp está certificada en la ISO 9.001 y 14.001, lo que garantiza la excelencia empresarial en los procesos internos y en calidad medioambiental. Este hecho, es otro claro elemento diferencial respecto de nuestra competencia que, en su inmensa mayoría, carece de dichas certificaciones.

Compartir