Componentes del Grupo de Investigación. El Prof. A. Ruibal: primero por la derecha

“La imagen molecular en Medicina es uno de los 10 avances que cambiará el mundo”

 

Prof. Álvaro Ruibal

Catedrático de Radiología y Medicina física de la USC. Jefe del Servicio de Medicina Nuclear Hospital Clínico Universitario Santiago de Compostela. Director de GI-2133 Grupo de Imagen Molecular y Física Médica USC

 

El Grupo GI-2133, interdisciplinario y con una clara apuesta por la clínica, se constituyó el año 2010 con la finalidad de ofrecer una visión nueva (bioquímico-molecular) en el campo del diagnóstico por imagen. En la actualidad es un Grupo de Referencia Competitiva (máxima categoría) reconocido y financiado por la Xunta de Galicia. Sus aplicaciones médicas se llevan a cabo en el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Clínico Universitario, realizando además docencia pre y postgrado.

 

 

¿En qué áreas centra el GI -2133 sus líneas de investigación?

Destacan las siguientes: cáncer de mama (se utiliza un novedoso equipamiento de PET dedicado de mama, único en el sistema público de Salud); enfermedades neurodegenerativas (buscamos biomarcadores de imagen que conduzcan a un diagnóstico precoz y a una mejora en la metodología de cuantificación); radioterapia e instrumentación (encaminada a la implementación de nuevos esquemas de tratamiento y dosimetría  con sustancias radiactivas); dosimetría, radioterapia e instrumentación (centra su atención en el desarrollo de instrumentación para dosimetría y control de calidad); imagen experimental (disponemos de equipos microPET/CT y microSPECT para realizar estudios en modelos animales, como paso previo a su utilización en clínica); y clínica (terapias radiactivas específicas)

 

¿Cuál es el marco de actuación?

Nuestra filosofía se centra en el enfoque fisiopatológico de las enfermedades, con la finalidad de ayudar al médico y al paciente en cuestión. Ello nos lleva a la búsqueda de biomarcadores que permitan conocer una enfermedad antes de que se manifieste clínicamente y tratarla de acuerdo a sus características, tanto al  inicio como a lo largo de su evolución.

 

¿Qué principales aportaciones ha hecho su Grupo de investigación en oncología?

Fundamentalmente trabajamos en la patología mamaria. Gracias al PET específico, hemos establecido patrones moleculares de los tumores, analizado su interés para evidenciar el componente in situ de alto grado en los estudios con resonancia magnética y reducido los falsos positivos de esta última, evidenciado la efectividad de las quimioterapias iniciales, así como el desarrollo de un método de biopsia específico. Mediante estudios de radiomics, hemos logrado distinguir ciertos subtipos de cánceres mamarios, analizando exclusivamente las características  de las imágenes.

 

¿Cuáles han sido las principales aportaciones en otras áreas?

En neurología, el desarrollo de un software para fusión PET-RM en epilepsias refractarias, y estudios de cuantificación; en farmacología, imágenes dinámicas de geles oftálmicos; en radioterapia e instrumentación, el desarrollo de un detector para control de calidad,  y dosimetría en tratamientos de braquiterapia; en dosimetría, radioterapia e instrumentación, la planificación de radioterapia basada en PET con radiofármacos de hipoxia y proliferación, y el  desarrollo de un dosímetro basado en tecnología de silicio; y en experimental, apoyo a la investigación para grupos de Galicia y de otras partes de nuestra geografía en diferentes áreas.

 

Debemos avanzar y profundizar en la visión fisiopatológica de las enfermedades”

 

¿Podría explicar hechos del Grupo relacionados con la transferencia de conocimientos, reconocimientos y producción científica?

Nuestro Grupo ha sido reconocido como el primero en transferencia de tecnología del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela en la última evaluación externa realizada. Asimismo, ha creado dos empresas spin-off, Dart Dosimetry y Qubiotech, ambas participadas por el SERGAS y la USC. La producción científica del grupo se resume en más de 20 publicaciones en revistas indexadas JCR por año durante los últimos 5 años, con un 45% de las publicaciones en primer cuartil. El grupo ha conseguido financiación a través de 14 proyectos de I+D tanto del ámbito público como privado, con una parte importante que proviene de convocatorias europeas.  Se han leído 6 tesis doctorales en los últimos 5 años. Asimismo, ha recibido en los últimos años el Premio de la Real Academia de Medicina de Galicia 2014 y 2015, Premio Bioga a la mejor iniciativa empresarial en Galicia, Premio Grants 4 APPPS de Bayer España 2016, Premio transferencia de tecnología de la Real Academia de Ciencias de Galicia 2016, Premio del Congreso Nacional de Mama 2017 y Premio Internacional Joseph Rotblat 2017.

 

¿Qué papel cree que tiene la medicina nuclear-imagen molecular en la Medicina del presente y del futuro?

Esta especialidad  médica ha representado un notable avance en el campo de la imagen médica al aportar la  visión bioquímico-molecular, que complementa a la morfológica o estructural  de la radiología. Por ello, en el momento actual es de gran valor en el diagnóstico precoz de enfermedades, en el diagnóstico específico, en evidenciar las características de un proceso y en saber muy pronto si una terapia es o no efectiva. En el futuro seguirá avanzando y desarrollará nuevos aspectos que permitan estudiar por qué se producen las enfermedades, cómo se evidencian en el momento del diagnóstico y a lo largo de su evolución y cómo podemos ser más efectivos en su tratamiento. La imagen molecular en Medicina es uno de los 10 avances que cambiará el mundo.

 

¿Cuáles son los nuevos retos a los que tratarán de atender con sus investigaciones?

Tenemos muy  claro que nuestra atención prioritaria debe centrarse en las necesidades de la población de referencia. En consecuencia,  la oncología diagnóstica y terapéutica, neurología y cardiología van a ocupar un lugar destacado, tanto a nivel pre como clínico. Debemos avanzar y profundizar en la  visión fisiopatológica de las enfermedades, apostando  por el estudio de  nuevos mecanismos biológicos de interés clínico y con un  enfoque interdisciplinario. Necesitamos ir incorporando nuevas tecnologías diagnósticas y terapéuticas, así como aquellas ligadas al  control de calidad de la radioterapia. Por último, esperamos que la normativa vigente sobre radiofármacos sea menos estricta y nos permita asemejarnos a los países del norte de Europa.

Cuantificación de la respuesta quimioterápica en cáncer de mama en estadios muy tempranos de la enfermedad. La imagen estructural (Resonancia Magnética, línea de arriba) muestra una respuesta PARCIAL al tratamiento; sin embargo la imagen Molecular (PET dedicado, línea de abajo) evidencia una respuesta TOTAL al tratamiento. Los resultados finales por Anatomía Patológica confirmaron esta respuesta TOTAL. La discrepancia se explica porque la imagen Molecular es mucha más exacta en momentos iniciales, cuando más importancia tiene un correcto seguimiento para el cambio o continuación del protocolo de tratamiento.

Galería

Videos

Compartir